martes, 24 de julio de 2007


Hoy estoy me he levantado enfadada. Enfadada con la vida. De morros y con el ceño fruncido, como una niña chica. Todavía no he llegado a la rabieta.
Desde hace un tiempo he aprendido que no sabemos lo que pasará mañana, ni dentro de cinco minutos.
Y que nuestros problemas, comparados con los de otras personas, son mínimos. O incluso que es ley de vida (estamos de paso en el planeta).
Pero estoy enfadada, me enfado con la enfermedad, con la incomprensión de las situaciones, con la cabezonería, con la impotencia de no poder hacer nada....
Daros a todos y a todas muchísimas gracias por darme ánimos.
Empezamos estos días con médicos para mi familiar. Y no se, no se como quedará la situación. Ya sabéis que hay veces que no es nada, pero otras...
Las personas mayores muchas veces son muy pragmáticas, y nosotros no tenemos otro camino que ser pacientes. Y a veces la paciencia o no la encuentras o se vende carísima.
Cada día es un regalo y como decía ayer mi madre "hay que vivir el momento, que luego no sabemos lo que nos espera".
Y seré egoísta, pero me da rabia, mucha, que mi hijo no llegue a conocer a todos los que nos rodean y le esperan. A todos los que le sueñan. Y no está en mis manos, ni en las de nadie. En las del destino, de Dios, de la vida, del futuro.....
Lo único que nos queda es aceptar las cosas como nos llegan, y luchar, no quedarnos con los brazos cruzados.
Bueno otra vez MIL GRACIAS a todos y a todas.


3 comentarios:

fran dijo...

Carmi ! Como te comprendo ... mi madre y mi hermana me lo repiten sin cesar : "vive la vida de hoy que no sabes lo que te depara el futuro " ... al principio me costaba entenderlo pero es verdad ! Desgraciadamente es verdad !
Necesitamos mucho corage y energia para afrontar las "injusticias" de la vida ... y sabemos de qué hablamos . Venga, mucho, muchisimo animo y ... vive el dia de hoy !!
un beso muy fuerte
fran

GEMA Y JAVI dijo...

Te comprendo, yo sé bastante de injusticias de la vida, si yo te contara...
Mi suegro y mi madre no conocieron a Verónica, que injusta es a veces esta vida, pero hay que mirar el lado positivo y de vez en cuando es maravillosa, ya verás dentro de poco cuando todas las mañanas te despiertes y tengas esa sonrisa picarona de tu hij@ mirandote... que diferente se ve la vida con ellos a nuestro lado.

Carmen dijo...

Carmi, tan sólo quería desearte mucho ánimo y serenidad para poder afrontar y equilibrar tanto nuestras alegrías, como nuestras penas, ambas aunque nos cueste reconocerlo forman parte de la vida y esta que nos ha tocado vivir sólo la tendremos una vez.Ojalá sepamos aprovecharla. Un beso.
Carmen.