jueves, 10 de enero de 2008


Ser

Con la criatura, un sueño.

Junto al sueño, un deseo.

Junto al deseo, un empeño.

Junto al empeño, un fin.

Junto al fin, un despertar.

Junto al despertar, un seguir.

Junto al seguir, un llegar.

¡Un hombre o una mujer!

¡El ser!

Lucía Solana Pérez


Ando por aquí. Sin muchas ganas de nada. Estos días ando en silencio (y entre la melancolía, palabra muy bonita pero de mucho recogimiento personal). Como le he dicho a M José del Blog "Tan poquita cosa", me encuentro sentada en el camino. Sentadita en una piedra, mirando hacia arriba, mirando lo grande que es la montaña que tenemos que escalar. Y sin muchas fuerzas para reemprender el camino.
Muchas gracias por vuestros ánimos.
Espero en unos días volveré a tener más energía.
Un beso.
Carmi


5 comentarios:

fran dijo...

Hola Carmi, me imagino tu estado de ánimo... pero te digo una cosa : si quieres continuar sentada puedes porque todos necesitamos momentos de descanso en las andadas. Esos momentos duran mas o menos, según lo que nuestro cuerpo y espiritu necesitan. Es lógico y normal lo que vives ahora. La melancolia es buena también pero no la tristeza, asi que no te dejes ganar por ella, vale ?
El descanso es un break antes de emprender de nuevo el camino, asi que aprovecha de él para tener fuerzas después, que las necesitaras con tu hijo y tu hijo también las necesitara !!!
Recuerda también durante tu descanso que tu hijo no puede descansar porque para él sería fatal, él o ella luchan por seguir adelante y sobrevivir para llegar a estar en tus brazos, para tener a sus papis por fin !! Descansa pues .. pero no te abatas !!
un beso muy fuerte
fran

Azul... dijo...

Aquí estamos, para arroparte y acompañarte, ya lo sabes

te mando un abrazote

Bethy dijo...

Sé como te sientes, porque yo tuve muchos momentos así, de modo que siento una total empatía con tus sentimientos. En tu post anterior has comentado que parece que la espera nunca tendrá fin, aunque la razón nos diga que todo empieza y acaba. Esta vez no te voy a pedir que te levantes, toma el tiempo que tu corazón necesite y cuando te sientas lista levántate y camina nuevamente, cuando llegues a la cima verás un hermoso atardecer y en el camino a lo lejos como un punto apenas, tu hij@ acercándose hacia ti ... recuerda que este año se acorta la distancia... ya falta menos. Un abrazo calientito porque hace mucho frío. Con cariño. Bethy.

Carmi dijo...

Muchas gracias chicas.
Un beso.
Carmi

María José dijo...

Hola carmi, ¡ sabes !, hoy estube mirando la montaña y me dió la sensación de que sí vas a tener fuerzas para llegar a la cima , está bien a veces sentarse a descansar , yo lo he hecho miles de veces , yo siento estos días que estoy sentadita cerquita de la cumbre , pero dudo ....... vaya si dudo , solo son momentos . aquí estoy para ayudarte a subir cuando te sientas preparada, ¡ claro ! si no pesas mucho jajaja y sino te pones a dieta y te cargo .

un abrazo enorme .