domingo, 6 de julio de 2008

Mi cabeza está llena de reflexiones...


Desde que empecé con el proceso adoptivo he pasado por múltiples estadios emocionales.
Pero claro, supongo que como esto no es "habitual" para la sociedad... ahí te las apañes.
Como he dicho miles de veces, la maternidad adoptiva y biológica se diferencia en el proceso. El fin es el mismo.
Estoy convencida que esto es un ciclo vivencial y hormonal. Seguro. Y que todas y todos nosotros habremos pasado por estos estadios.
Puedo hablar largo y tendido del proceso de enseñanza-aprendizaje, de los hábitos, normas, rutinas infantiles. Pautas de orientaciones metodológicas, planes tutoriales... Pero todo esto está siendo nuevo, duro y enriquecedor.
Y nadie nos prepara para esto.
"Señora, si está embarazada tendrá nauseas y vómitos, o ardores". " Señora, si está adoptando estará inquieta, irascible, ilusionada, feliz, y en sand by.... y cuando ya parezca que no pueda más... resignada".
Ya he escrito algún otro post comentando los momentos en los que he pasado. Y que, y gracias al blog y a la participación desinteresada de todos vosotros y vosotras, me he dejado de sentir un bicho raro y egoísta.
Me he aceptado en todo. En la alegria y en la tristeza. Y he comprendido mucho más a mi pareja.
Así como apreciar a los amigos de verdad, y a los compañeros cabales del camino.
- Comenzamos temerosos e ilusionados.
- Continuamos con la burocracia nos hizo conocer (no compartir ni comprender ) la lentitud de las instituciones (y todo depende del "vil metal", es decir que las administraciones públicas destinen más dinero a la gestión de políticas sociales, familiares, sanitarias...). Y que como en todos los sitios hay gente excepcional, y otra por el contrario bastante impresentable e insensible.
- Asimilación y valoración de la situación de la que parten nuestros hijos. Así como la certeza de que nos encontraremos con muchos problemas, añadidos a la de la crianza de un hijo. Y aún así, la determinación de nuestra paternidad y maternidad adoptiva.
- Noches sin dormir, días angustiosos, hasta la espera de noticias: papeles administrativos, autorizaciones, estudios, C.I, admisión del país.... Llamadas de teléfono, entrevistas.
- Caerse y levantarse, levantarse y caerse....
- Estar pendiente de los movimientos de las asignaciones.
- Asimilar que esto durará durante años, y años. Y no será esa navidad, ni esas vacaciones....
- Ver tus cositas, dia a dia, apreciarlas, acariciarlas, y .... guardarlas, ya que ellas también te esperan. Y en momentos duros... no poder entrar a tu cuartito, ni a una tienda de bebes, y no dejar de ver mujeres embarazadas, o a padres y madres irresponsables.

Y os prometo que no estoy enfadada, ni desilusionada, no estoy trieste, ni siquiera triste. Ya no. Como he comentado antes, estamos resignados. Y transcendental. Y además orgullosa. Porqué hemos madurado. Como personas, como ciudadanos del mundo, como pareja, como futuros padres, como hijos y hermanos. Nos ha llevado a apreciar lo que tenemos, y a no desear nada material. Sólo ha vivir los buenos momentos.
Porqué el ser humano es capaz de continuar, y siempre hay famílias, mamás, papás que tienen una historia tremenda que contar. Y debemos aprender a escuchar.
La espera de la adopción no es un problema, es una ilusión aplazada. Un sueños y una ilusión responsable y meditada. Y las variables de la espera, no depende de nosotros. Somos tan poco dueños de los hechos de nuestras vidas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Hijo/a eres un ser deseadísimo, y nosotros seremos unos seres afortunados, y que deberemos de luchar por tí cuando llegues, pues es de verdad cuando estés con nosotros, cuando empiece la adopción. Ya que empezará nuestra convivencia los tres juntos.

Un beso mi vida, estés dónde estés.
Mamá y Papá que te continúan esperando.

5 comentarios:

Shari y Pedro dijo...

La verdad es que podríamos impartir un "master" en estados emocionales... y otro en paciencia infinita...

Cuantas noches, cuantos días, cuantas horas, minutos y segundos...

Cuanta esperanza, cuanto amor, cuanto miedo, cuanta angustia, y cuantas ilusiones puestas en un mismo camino...

Pero por más que vengan días en que no sabemos ni el porqué de lo que hacemos, lo que sí se, es que, en algún rincón de este mundo que entre todos habitamos, hay un niño, una niña, que está esperando que volemos hacia ellos. Y ese día, sabremos todas las respuestas, cuando unos ojitos inquietos nos miren y nos reconozcamos en ellos. Para siempre.

Un besote seño Carmi, y ¡¡descansa que ya es hora!!

Bethy dijo...

Asi es Carmi, la espera de la adopción no es un problema, es todo un cúmulo de sueños e ilusiones aplazadas, es una espera que desespera y exaspera, y como bien dices las variables de esa espera, no dependen de nosotros, a veces nisiquiera bastará rodearnos de personas que anden en el mismo camino que nosotros ¿ sabes? al final nos queda una maravillosa enseñanza, tan propia y tan interna que con el tiempo la valoras más que a nada. Creo que los que subimos y bajamos montañas emocionales como lo hemos hecho nosotros, aprendemos a darnos a nosotros mismos lo que necesitamos, nos convertimos en nuestros propios confidentes, consejeros personales y espirituales ¿no crees? y si además, siempre estamos tomados de la mano de nuestras parejas (nuestros mejores amigos ) al final nos quedará ese hermosa satisfacción de saber y SENTIR, que NO nos hemos equivocado de dirección, la dirección que irremediablemente nos llevará a nuestros hijos del corazón. Un abrazo muy, muy fuerte. Bethy.

Aurora dijo...

Aisssssssss, cariño! Como dice mi tía: "la vida te hace un callo".
Un achuchón de aquí a la luna!

Paola Vargas dijo...

hay amiga como te entiendo y te siento, a nosotras nos toco un poco mas dificil, pero lo unico que puedo decir por mi experiencia personal es que somos capaces de disfrutar mas a nuestros hijos que los padres biologicos, un abrazo muy pero muy apretado te envio todas mis energias para que te fortalezcan, cuanto amor tienes para entregar, tu corazon llega a chorrear (como decimos en mi pais) sigue atesorando en tu coranzoncito amiga. continua no decaigas al final del camino te darás cuenta que fue la mejor desicion de vuestras vidas. oye tengo facebook ahi puedes verme con mi hija. besos. (aparezco como paola vargas colombo)

tomas dijo...

hola carmi sobre todo quisiera darte mucho animo y fuerza que se que la tienes, aunque creo que esta espera se esta alargando en esceso y los sentimientos fluyen atraves de los blogs,quiero que sepas que no estas sola que todos los que estamos en esta aventura,somos un poco mas felices si lo sois los demas y que todavia nos emocionamos al leer blogs como el tuyo.Te mando un beso y un abrazo desde el viejo puente