viernes, 16 de enero de 2009

Bancos piramidales



Al poco de llegar a Pasto, y en un taxi con la abogada, nos sorprendio ver miles de personas en ode colas quilométricas en todas las calles de Pasto.
La abogada, en el coche, nos dijo que hacían cola para invertir en el banco, ya que les prometían el 150% de beneficio. Yo le dije que era un fraude, que eran bancos piramidales, que el de arriba se nutria de las personas últimas que invertian. Que en España había sucedido y que pronto el propietario se marcharia con el dinero. El taxista y la abogada me miraron mal....
Al pasear con mi marido y mi hijo ví cientos de personas en los bancos, y ... guardias de seguridad. Me fijé y habían carteles de fechas de pago de intereses atrasados... Yo, dramática por naturaleza, le dije a mi marido: "Espero estar lejos de aquí cuando esto estalle".
Si, si... nos estalló allí.
Así que mientras culminabamos el proceso... pasamos miedo e incertidumbre.
La policía colombiana llevaba tiempo investigando los bancos, el presidente avisando de su gestión fraudulenta... y a su vez, el estado cobrando tasas de las transacciones de estos bancos.
En la regional en la que estábamos habían invertido todos... los camareros del hotel, la abogada, los taxistas.... Y lo peor fúe que había gente que había pedido prestado, vendido sus campos, sus vacas, sus casas... Y unos de los muchos desalmados que han creado estos bancos (porqué estando allí sólo han desarticulado dos), se marchó a Panamá con el dinero de las pobres gentes.
Por lo que un día, paseando por Pasto vimos como tanquetas de la policía pasaban deprisa, con sirenas.... Y cuando nos acercábamos junto a Sophie, Denis y sus hijos al mercado de la bomboná... vimos a los comerciantes muy nerviosos. Y les preguntamos que sucedía...
Nos dijeron que en un barrio cercano habían disturbios, y que nos fuéramos al hotel, ya que se dirigían a dónde estábamos. Me asustó ver el miedo en la población. Así que se lo dijimos a Sophie y a Denis... y corriendo al hotel... Que miedo... que miedo pasámos, porqué estabamos con los niños... (cómo cambia la vida con ellos).
Se decretó el toque de queda en Pasto (que duró hasta después de irnos hacia) desde las seis de la tarde a las cinco de la madrugada, ley seca y prohibición de llevar armas en la calle...
No dijimos nada a nuestras famílias, temíamos preocuparlos...
Y así .... esperando la llegada de la sentencia, esperando en el hotel, y saliendo cuando creíamos estar seguros, y nunca por el centro de la ciudad (ya que a partir de las 10 habían manifestaciones en el centro neurálgico de los negocios...). ¡ Y que se puede pedir a la gente que lo ha perdido absolutamente todo!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Un enlace con un periódico:
El país



2 comentarios:

M.Carmen dijo...

Eso sí que fue un sustazo y no el terremoto.
¡Qué mal lo habréis pasado!

Nosotros trabajamos en un negocio que es marquetig directo de red, que se parece muchísimo al sistema piramidal en apariencia. Y el asunto del fraude piramidal en Colombia nos ha hecho mucho daño.

EVA dijo...

Hola carmi¡ ¿ que tal? como esta tu pocoyo? me imagino que guapisimo y tu agotadisima pero todo merece la pena, lo pasado pasado esta y ahora te toca disfrutar.

besos

AH¡¡ FOTOS DEL NIÑO PORFA¡¡¡¡¡