miércoles, 16 de mayo de 2007

Al mal tiempo, buena cara.

Queridisimo hijo/a:

Hoy no hay noticias que nos acerquen a tí. Todavía no nos acercan. Aunque ya te queremos, te encuentras en nuestras mentes, en nuestros corazones, y estás presente en nuestras vidas, las noticias de hoy no nos acercan físicamente a tí. ¡¡¡ Y Tenemos tantas ganas de estar contigo!!!!.
Este proceso es un camino de caracolitos. Y lo andaremos. Nuestros deseos son grandísimos de estar contigo.
Como mamá se ha propuesto que este tiempo de espera a de ser positivo y enriquecedor, y pese a las noticias, he buscado un precioso poema que podremos leerte (papá y mamá) cuando estemos juntitos.

MI DRAGÓN

Tengo un dragón escondido
debajo de mi almohada
con el que juego de noche,
acurrucado en la cama.

Es un dragón chiquitito,
apenas mide una cuarta,
pero tiene unos colmillos
afilados como espadas.

Mira con sus grandes ojos,
encendidos como el fuego,
y su larga cola llega
desde la cama hasta el suelo.

Me gusta jugar con él
a imaginar aventuras
en las que gana el dragón
al héroe de la armadura.

Cuando mi dragón sea grande
yo le abriré la ventana,
para que pueda volar
y llevarme a sus espaldas.

Juan Guinea Díaz

8 comentarios:

fran dijo...

yo le llamo camino de tortuga, somos torguitas ... pero los caracolitos es igual ! lentos pero seguros !
un bés
fran

Carmi dijo...

Hombre, mejor es la tortuga al caracol. Me gusta más las cualidades de la tortuga a la del caracol.
Yo podría definirme como un burrito. Torpe, fiel, cabezón..., pero el caminar de tortuguita (bueno que si los burros no quieren caminar....
quietos se quedan).jejejejeje.
Como no nos lo tomemos con humor!!!!.
Un bés
Carmina

Nuria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nuria dijo...

Mi querida Carmi,

Hay caminos que lamentablemente son lentos, el de la espera de algo tan anhelado como vuestro hijo o el de la curación de las heridas del alma... pero la única manera de andar por esos caminos, esos caminos azules, es como tú lo estás haciendo, siendo positiva, constructiva, aprendiendo, y dándonos tanto a los demás como lo estás haciendo, dejándonos compartir tantas experiencias que nos enriquecen, solo decirte que estoy muy orgullosa de ti, por ser quien eras cuando te conocí y por convertirte en la mujer que eres hoy.
Te quiero,
Nuria.

fran dijo...

me gusta también el burrito ... hahaha ayer era el burrito el que no queria caminar ...
TU amiga tiene mucha razon en todo lo que dice ...
un bés
PS a ver si nos vemos en junio, vale ?

Carmi dijo...

Nuria!!!!!!!!!!!!!.
Que me vas ha hacer llorar!!!!!.
Te hecho de menos!!!!!!!!!!.
Gracias por escribirme, ya sabes que siempre estas en nuestras vidas, en nuestra alma y en nuestro corazón.
Te queremos muchiiiiisimo.
Carmina y Carlos

Salvia dijo...

Carmi, veo que la receta de "cucharadas de poesia para el alma" está siendo muy positivo para tí, y el compartir sentimientos.

Quien es el Juan Guinea, que me ha gustado mucho el poema?

Una forta abraçada

Mario dijo...

Juan Guinea es maestro de Primaria en un colegio de Sevilla. Tiene cuatro hermanas, seis hermanos, siete u ocho sobrinos, aproximadamente sesenta y nueve primos, una madre, un padrastro, un piso hipotecado, al menos siete camisas que hay que lavar haciendo una bola para que no pierdan el efecto arruga, una barba de siete días, que sorprendentemente nunca crece más de eso, una planta carnívora que le regaló un hermano suyo que es biólogo, un CD de Mokelembembe y un frigorífico vacío que nunca usa.
Se dice que su hermano, que estudió genética en la Universidad de Sevilla, dedica su tiempo libre a extraños experimentos con animales transgénicos.